Yute, Palma, Henequén se niegan a replegarse este verano solo en las terrazas  y jardines. Las fibras naturales se meten dentro de casa y adoptan un papel protagonista para ayudarnos a reconectar con la naturaleza esta temporada. Flexibles, resistentes, versátiles y frescas, aportan calidez a cualquier ambiente y nos ayudan a disfrutar del momento. 

Este año nos quedamos cerca, no habrá vacaciones exóticas pero si paraísos cercanos, nuestro pequeño paraíso, nuestro hogar.

Artículo anterior Siguiente artículo

Dejar comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen

Visto recientemente